Viajes con encanto: Ámsterdam

Canales, tulipanes y coffee-shops, ¿verdad? Pues si eso es lo único que te han contado de Ámsterdam, te quedas con mucho menos de la mitad de su verdadera esencia. ¿Dónde queda su extraordinario ambiente o su enorme patrimonio histórico y artístico? ¿En qué lugar escondes el encanto de sus calles y plazas o el pintoresquismo de sus casas que parecen tumbadas unas sobre otras?

Viajes con encanto: Ámsterdam

Viajes con encanto: Ámsterdam

Ámsterdam: una ciudad atrevida

Si hay que hablar de Ámsterdam, hay que hacerlo sabiendo que, por encima de todo, se trata de una ciudad atrevida. Sí, sí, atrevida, y no sólo por el famoso y tradicional sensualismo  de su Barrio Rojo, sino también en lo que a cultura se refiere.  Ámsterdam cuenta con innumerables museos y con una estética atrevida que se ve reflejada en sus iglesias, palacios y otros monumentos. También es una ciudad atrevida en lo social con un ambiente en sus calles, tanto de día como de noche, que envuelven en todo momento.

Ámsterdam te absorbe desde el Damrak, quizás su calle más transitada, y ya no te suelta hasta la Museumplein, cuando no tengas más remedio que visitar el Rijksmuseum o el Museo Van Gogh. ¿Canales, tulipanes y coffee-shops? Claro, los que quieras, pero ya me contarás cuando te sitúes en el centro de la Plaza Dam y sientas a tu alrededor las poderosas sombras del Palacio Real, la Nieuwe Kerk y el Monumento Nacional. ¿Te vas haciendo a la idea de que tendrás pronto que buscar hotel en Ámsterdam? ¿Aún no? Espera, que te sigo contando…

Un mundo por descubrir en Ámsterdam

Vale, venga, los canales, que por algo es conocida Ámsterdam como la Venecia del Norte, y por algo esta zona fue declarada en el año 2010 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Herengracht, Keizersgracht y Prinsengracht. Quédate con estos tres nombres y, sobre todo, sigue el sabor de sus orillas de pequeños cafés y tiendas, árboles sin hojas y callejuelas con casas que parecen ir saltando las unas sobre las otras.

Y quédate también con las librerías del Spui, con el río Amstel que cruza la ciudad hasta el sur, con los cláxones de los tranvías que se mueven por todo Ámsterdam y con el enjambre de bicicletas (no te quedes sin alquilar una, por favor), con la visita a la Heineken Brewery (sí, sí, aquí se fabrica la Heineken) y la mirada al cielo para descubrir ¿una, dos, tres…? un sinfín de torres puntiagudas que son el horizonte de la capital holandesa.

La Curva de Oro, el Museo de los Canales, la Casa de Ana Frank (¿has leído su libro? Hazlo antes de viajar a Ámsterdam), la Estación Central, la Oude Kerk, la Plaza Rembrandt, el Hermitage, las excursiones en primavera a Keukenhoff (allí sí que te vas a enterar de verdad de lo que es la primavera) ¿A que vas a incluir Ámsterdam en tu próxima lista de viajes?

Si quieres puedo seguir contando muchas más cosas de Ámsterdam. La que en el barrio de Jordaan te da la bienvenida desde sus estrechas callejuelas y te invita al sugerente sabor de un queso holandés, la que te espera fresca y verde en el Vondelpark, la que se tira al agua de los canales en forma de Mercado de las Flores.

¿Cultura, ambiente o historia? ¿Por dónde quieres que siga? ¿No te habían dicho que sólo era canales, tulipanes y coffee-shops? Realmente, no sabes lo que te pierdes…

Viajes con encanto: Ámsterdam
0 votos, 0.00 media (0% puntos)

No hay comentarios

Deja un comentario

Los campos Nombre, Correo Electrónico y Web no son obligatorios. Tambien informamos de que el correo electrónico, NO se mostrará en su comentario ni será utilizado para el envio de publicidad. Si usted desear recibir el Newsletter u ofertas de publicidad ha de indicarlo en formulario de la parte superior derecha dedicado para tal efecto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR