El Internet de las cosas: una gran amenaza tecnológica

¿Conoces el concepto “Internet de las cosas”? Es probable que no lo hayas escuchado en muchas ocasiones. Estamos seguros de que tú también eres uno de los afectados por esta gran amenaza tecnológica que incrementa con el paso de los años.

El Internet de las cosas: una gran amenaza tecnológica

El Internet de las cosas: una gran amenaza tecnológica

La tecnología está cada vez más presente en nuestras vidas. Los objetos de toda la vida han evolucionado y, la mayoría de ellos, ya están conectados a la red. ¿Ventaja o desventaja? Desde neveras que te pueden avisar del tipo de alimentos que necesitan hasta aplicaciones móviles que te recuerdan dónde has aparcado tu coche. Pocos son los productos que no han sido adaptados a la red, lo que supone una gran amenaza tecnológica.

¿Por qué es una amenaza?

¿Por qué iba a ser una amenaza tener conectada tu nevera a Internet? Pese a que no lo parezca, tener conectados todos tus productos tecnológicos ponen en juego tu privacidad para ofrecerte todos estos avances que hacen que tu vida sea todavía más sencilla.

Por lo tanto, la amenaza que supone el “Internet de las cosas” es que estamos llegando a un punto en el que no vamos a poder conservar nuestra privacidad en ningún momento debido al gran número de dispositivos conectados a la red. ¿Pondrías en juego tu privacidad para disfrutar de estos avances?

El término “Internet de las cosas” consiste en tener cada dispositivo electrónico conectado e interactuando a tiempo real con Internet. El objeto conectado a la red podría facilitar algunas labores a los consumidores, pero, a cambio, los consumidores pueden ser manipulados, rastreados y vigilados en cualquier momento.

 

Los productos más vulnerables para tu privacidad

Existen diversos dispositivos inteligentes, que funcionan con el ser humano a diario, que son más vulnerables para tu privacidad que el resto. Entre ellos, destacan los automóviles. Pese a que cuentan con sistemas informáticos complejos desde hace ya muchos años, no ha sido hasta estos últimos cuando han salido a la luz los sistemas con conexión a Internet.

Pese a que te ofrece muchas ventajas, tener un coche conectado a Internet corre el riesgo de ser atacado informáticamente, ya sea mediante sistemas o redes como el Bluetooth o las funciones de radio. Las cámaras IP y los monitores de bebés también son muy vulnerables. Se han dado casos de piratas informáticos que se han metido dentro de las cámaras a través de búsquedas simples o direcciones web pinchadas con el objetivo de asustar a sus dueños.

Por lo tanto, y pese a que los productos conectados a Internet ofrezcan un sinfín de beneficios, en ocasiones pueden llegar a ser muy peligrosos. ¿Crees que Internet debería estar tan presente en nuestras vidas?

El Internet de las cosas: una gran amenaza tecnológica
1 voto, 5.00 media (95% puntos)

2 comentarios

  • Hacker dijo:
    23/06/2016 a las 19:01

    Eso eso conectad todo eso es lo que quiero yo

  • Carlos Rodriguez dijo:
    24/06/2016 a las 10:09

    Vaya flipado seguro que no sabes ni como encender el ordenador

Deja un comentario

Los campos Nombre, Correo Electrónico y Web no son obligatorios. Tambien informamos de que el correo electrónico, NO se mostrará en su comentario ni será utilizado para el envio de publicidad. Si usted desear recibir el Newsletter u ofertas de publicidad ha de indicarlo en formulario de la parte superior derecha dedicado para tal efecto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR